Las merecidas vacaciones de verano ya están aquí. Es tiempo de disfrutar con los amigos y la familia de unos días de desconexión y relax. Tras las rutinas de todo el curso laboral, el verano nos predispone a viajar, a comer fuera más de lo habitual y a llevar un estilo de vida distinto y más intenso en lo que a actividades se refiere. Además, estas semanas del año se caracterizan por las altas temperaturas y por una dieta alimenticia particular.

Estos cambios veraniegos condicionan nuestra salud general y la salud de nuestros dientes y encías. Como nadie quiere tener problemas dentales en vacaciones, queremos aprovechar para daros unas recomendaciones sobre el cuidado de vuestra salud oral durante estas fechas:

  1. Intensificar la higiene bucodental: En plenas vacaciones comemos más entre horas y, además, solemos hacerlo fuera de casa. Por este motivo, debemos prestar especial atención al cepillado de nuestros dientes, que debe complementarse con el uso de hilo dental y de colutorios orales.
  2. Beber mucha agua y tomar fruta fresca en abundancia: La sequedad bucal se ve favorecida por las altas temperaturas del verano, por lo que debemos mantener un nivel de hidratación superior al del resto del año. La deshidratación permite a las bacterias campar a sus anchas por nuestra boca, propiciando la aparición de caries y la inflamación de lengua y encías.
  3. No abusar de bebidas y alimentos azucarados: En verano incrementamos la ingesta de bebidas azucaradas, tales como las bebidas energéticas o los refrescos granizados. Además, solemos consumir más golosinas y alimentos sólidos con azúcar. Por todos es sabido que el azúcar es sinónimo de caries. En este sentido, recomendamos no utilizar las bebidas isotónicas en sustitución del agua, y no abusar de las golosinas y otros alimentos perjudiciales para la salud de nuestros dientes.
  1. Evitar los cambios bruscos de temperatura en la boca: A la vuelta del verano vemos a bastantes pacientes con problemas de sensibilidad dental. Esto es debido a que, durante la época estival, alternamos bebidas o alimentos calientes con otros muy fríos. Tomar muchos helados o masticar hielo son prácticas que debemos vigilar.
  2. Cuidado con la acidez: Los zumos y bebidas cítricas industriales, además de su alto contenido en azúcar, pueden dañar el esmalte de nuestros dientes por su elevada acidez. De tomarlas, recomendamos hacerlo con pajita o caña, para que no entren en contacto directo con los dientes.
  3. Visita Clínica Dental Centro Médico Majadahonda antes y después de tus vacaciones: No podía faltar. La Dra. Violeta Fajardo es quien mejor te puede ayudar a irte de vacaciones con tu salud dental en plena forma, mediante una revisión y limpieza previa. Además, la odontóloga valorará si durante las vacaciones has seguido estos consejos o, en su defecto, hay que realizar algún tratamiento.

¡Te esperamos!