Desgraciadamente, la boca es una de las partes que más fácilmente puede presentar una infección o enfermar, sobre todo debido a la gran importancia que tiene esta parte de nuestro cuerpo en casi cualquier actividad cotidiana. Desde hablar, comer, respirar, beber… Como tal, a diario se expone a múltiples factores que pueden ocasionar problemas. Por ese motivo es esencial que cuidemos y prestemos especial atención a cuidar de la salud bucodental y librarla de posibles infecciones bucales.

Causas de las infecciones bucales

Las infecciones bucales son una de las principales enfermedades que afectan a la boca de las personas, independientemente de su edad. Generalmente están ocasionadas por la presencia de virus o bacterias.

Tipos de infecciones bucales habituales

  • Caries. Una infección bacteriana que puede afectar tanto a adultos como a niños y que, de no ser tratada a tiempo, puede llegar al nervio dental e incluso ocasionar la pérdida de piezas.
  • Gingivitis y periodontitis. La gingivitis es la enfermedad periodontal que más personas sufren en todo el mundo y es causada por bacterias que llegan hasta la encía. Con la periodontitis, la fase avanzada, se puede extender la infección a otros órganos vitales e incluso ocasionar la pérdida de dientes.
  • Enfermedad mano-pie-boca. Afecta a la población infantil, especialmente por debajo de los cinco años. Supone irritación de garganta, fiebre y, de manera ocasional, ampollas en el interior de las mejillas, lengua, manos y pies.
  • Aftas. Se originan especialmente por los cambios hormonales, el estrés o por una reacción a algún alimento. Si al cabo de 15 días no han desaparecido, se debe acudir al especialista.
  • Herpes bucal. Un virus que, una vez se contrae, quedará para toda la vida, presentando brotes ocasionales. Está ocasionado por el virus del herpes y a menos un 70% de la población lo padece.

¿Qué debes hacer?

El principal modo de prever una infección bucal es llevando a cabo una exhaustiva rutina de limpieza dental consistente en cepillado de dientes, higiene interproximal con el uso de seda, colutorio bucal y un dentífrico recomendado por un dentista. Igualmente, es esencial mantener una buena dieta que no abuse del azúcar ni alimentos ácidos y realizar visitas regulares al dentista.

Solo acudiendo a tu clínica de confianza Clínica Dental Centro Médico Majadahonda, podrás detectar a tiempo cualquier tipo de infección bucal y actuar antes de que se complique. Pide cita.