Es una de las etapas más bonitas para muchas mujeres. Una fase llena de ilusión, ganas y esperanza… Pero también repleta de cambios hormonales. Las alteraciones que sufre el cuerpo durante la gestación llevan a que sea muy probable padecer enfermedades orales en el embarazo.

Te contamos todo sobre estas afecciones y cómo surge su aparición para que puedas tomar las precauciones acordes a tu estado. ¡Toma nota!

¿Cuáles son las enfermedades orales en el embarazo?

Te contamos cuáles son las enfermedades orales en el embarazo que más se repiten entre las mujeres que acuden a nuestra clínica durante el período de gestación:

Síndrome de la boca seca

Llamado por la comunidad odontológica como Xerostomía. Muchas mujeres sienten que, durante el embarazo, su cavidad oral se seca. Para fomentar la producción de saliva es importante beber mucha agua. El consumo de caramelos sin azúcar también ayuda.

Caries

Los antojos de las embarazadas suelen ir acompañados de azúcar, el enemigo número uno de la salud bucodental. Además de esto, si acompaña la Xerostomía, se cuenta con todas las probabilidades de padecer caries dental. Es esencial mantener una rutina de limpieza oral excelente.

Enfermedad periodontal

Especialmente común a partir del segundo mes de gestación. Su principal característica es la inflamación de las encías, pudiendo ir acompañado de sangrado gingival.

Erosión dental

Si durante el embarazo acompañan las náuseas… Es probable que tus dientes se hayan visto afectados. Los vómitos, las náuseas o el reflujo gastroesofágico desgastan el esmalte.

Épulis del embarazo

El tejido gingival se agranda como respuesta inflamatoria ante la placa bacteriana acumulada a causa del aumento hormonal de estrógenos y progesterona. En el peor de los escenarios, habrá que eliminarla con una cirugía, aunque ocurre en muy pocos casos.

¿Estás embazada o alguien cercano se encuentra en período de gestación? No dejes de visitar a tu dentista de confianza. Mantener una dieta equilibrada, cepillar tus dientes con frecuencia y visitar a tu dentista, te garantizarán una sonrisa sana y merecida. ¡Que nada te amargue este momento tan feliz! Llámanos.