Si actualmente eres portador de un tratamiento ortodóncico o estás valorando si comenzar uno, sabrás que la colaboración del paciente es una parte fundamental para el éxito del proceso. No comer alimentos excesivamente duros, acudir a las revisiones periódicas y mantener una higiene exhaustiva son, sin duda alguna, trabajos esenciales que deberás llevar a cabo. La correcta limpieza de ortodoncia que puede determinar el triunfo o fracaso de todo el tratamiento.

 

¿Cómo llevar a cabo una correcta limpieza de ortodoncia?

 

Tanto si se trata de una aparatología fija como removible, ¡presta atención a los siguientes consejos! Desde Clínica Dental Centro Médico Majadahonda vamos a detallarte qué debes hacer para mantener una ortodoncia en perfecto estado.

 

  1. Cepíllate los dientes adecuadamente. Parece bastante evidente que el primer paso sea este. Aunque muchas personas lo crean, no se cepillan de forma correcta. Para realizarlo de modo eficaz debes hacer movimientos circulares, desde las encías hacia el exterior del diente. Es esencial, también, que limpies tanto la cara externa como la interna, sin olvidar la lengua ni los tejidos gingivales.
  2. Las herramientas son fundamentales. Usar el cepillo adecuado a tu situación es muy importante a la hora de mantener una correcta salud bucodental, puesto que uno muy duro puede causarte daños. De igual manera, el dentífrico escogido podrá ayudarte si seleccionas el apropiado: debe contener flúor para evitar la acumulación de sarro, ya que en las ortodoncias fijas, en los brackets, es especialmente común acumular restos de comida.
  3. ¡No te olvides de la limpieza interdental! El empleo de seda dental o cepillos interproximales es también una parte sustancial para el mantenimiento de tu ortodoncia. Con estos pequeños utensilios limpiarás zonas imposibles de alcanzar con un cepillo tradicional.
  4. Finaliza con colutorio. Existen enjuagues bucales especiales para ortodoncias que protegen las encías. En caso de llevar aparatología fija, terminar la limpieza con gárgaras te permitirá eliminar los restos de comida que permanezcan.
  5. Limpia las férulas a conciencia. En caso de que tu tratamiento ortodóncico sea removible, además de tu higiene diaria deberás higienizar también los alineadores extraídos y conservarlos en buen estado. Una de las grandes ventajas de este tipo de ortodoncia es que son fáciles y cómodas de limpiar, un cepillado corriente con agua, bien elaborado, es suficiente. ¡Recuerda hacerlo después de cada comida!

 

Si tienes cualquier pregunta sobre tu tratamiento de ortodoncia, no dudes en consultar con tu ortodoncista de confianza. En Clínica Dental Majadahonda estaremos encantados de atenderte.