Comúnmente conocemos el bruxismo como el rechinar o apretar los dientes tanto durante la noche como durante el día .Se trata de un hábito involuntario que afecta a entre un 10% y un 20%de la población sin existir una predominancia en ninguno de los dos sexos.

La edad de inicio suele estar entre los 17 y los 20 años, sin embargo pueden encontrase casos en edades más tempranas o durante la infancia.

El bruxista apretará sus dientes inferiores y superiores (Bruxismo Céntrico) o realizará movimientos hacia delante y detrás (Bruxismo Excéntrico) y viceversa de una forma involuntaria e inconsciente, es decir, el bruxista no tiene por qué saber que lo es. Generalmente es otra persona la que se da cuenta de su problema al escuchar el ruido que realiza por las noches mientras sus mandíbulas no descansan. Otras veces será el dolor de cabeza o articular lo que les haga sospechar que algo le ocurre o lo descubrirán tras una visita a su dentista.

Popularmente existía la creencia de que el bruxismo estaba causado por parásitos intestinales, sin embargo las causas reales se desconocen. Se piensa que el principal factor desencadenante es el estrés y la ansiedad, aunque una alineación inadecuada de las piezas dentales puede ser también uno de los motivos.

Cómo afecta o qué síntomas vienen derivados de esta patología.

El daño más inmediato y el más visible se produce en las piezas dentales de ambas arcadas, provocando un desgaste considerable de la dentina lo que se traducirá en una sensibilidad al frío y al calor y a los alimentos dulces.

Otro de los problemas más comunes que se derivan del bruxismo, son las cefaleas o dolores de cabeza de tipo tensional, así como el dolor mandibular y de oídos, producido por la excesiva presión ejercida sobre la articulación Temporomandibular(ATM).

 Tratamiento

El principal tratamiento es la férula de Michigan o férula de descarga. Se trata de un molde de resina realizado a medida del paciente. Su función será la suavizar y derivar la fuerza ejercida por las mandíbulas con el fin de relajar la musculatura facial y evitar el desgaste dentario. Se colocará sobre una de las arcadas, generalmente en la superior. Su uso se limitará a la noche en los casos de bruxista nocturnos, pero muchos necesitarán sus uso también durante el día, especialmente en ciertos momentos en los que ellos son conscientes de de la tensión mandibular.

tratamiento Bruxismo

Acude a nuestro centro Clínica Dental Centro Médico Majadahonda y realiza una revisión de tu dentadura. ¡ Recuerda que tu sonrisa debe durarte toda la vida!